Esterilidad o infertilidad: ¿son lo mismo o hay alguna diferencia?

Por (embrióloga) y (embrióloga).
Actualizado el 02/03/2020

Tanto la infertilidad como la esterilidad suponen la ausencia de un embarazo a término, es decir, impiden que una pareja tenga un hijo de forma natural. Por este motivo, muchas personas se plantean si se trata de dos conceptos idénticos o diferentes.

La definición de esterilidad e infertilidad no es exactamente la misma según la Organización Mundial de la Salud (OMS), aunque a la hora de hablar de problemas de fertilidad se utilizan como sinónimos. Por ello, en este artículo nos disponemos a aclarar la confusión entre ambos términos.

¿Es lo mismo esterilidad e infertilidad?

Los términos de esterilidad e infertilidad no tienen el mismo significado, por lo que son conceptos diferentes. No es lo mismo decir que una persona es estéril que una persona es infértil.

La esterilidad hace referencia a la incapacidad de tener descendencia debido a problemas en la fecundación, es decir, causados por la imposibilidad de que óvulo y espermatozoide se unan para dar lugar al embrión.

En cambio, la infertilidad indica la incapacidad de llevar a término la gestación, es decir, la ausencia de nacimiento a pesar de haber tenido lugar la concepción.

Hay que destacar que en ambos casos (esterilidad e infertilidad) no se logra que el embarazo llegue a término. Sin embargo, la infertilidad se acerca un poco más. En los casos de esterilidad no hay ni siquiera fecundación; mientras que en casos de infertilidad, el embrión sí se crea e incluso puede que haya hasta desarrollo embrionario temprano, pero el nacimiento no se llega a producir.

No obstante, en numerosas ocasiones ambos conceptos se mezclan, ya que se suele hablar de la dificultad que tiene una pareja para lograr una gestación.

Esterilidad

La esterilidad puede producirse por diferentes causas que tengan un efecto en el hombre y/o en el mujer. Además de los factores que provocan esterilidad masculina y/o femenina, existen otros aspectos que pueden causar problemas para lograr una gestación. En estos casos se dice que existe esterilidad de origen desconocido.

Causas de esterilidad femenina

Existe un 30% de casos en los que los problemas para conseguir una gestación son debidos a problemas en la mujer. Entre los factores de esterilidad femenina más comunes destacan:

Trastornos de la función ovárica
normalmente debidos a fallos en el sistema endocrino, ya sea por defecto o por exceso de alguna de las hormonas que regula la función reproductiva. Cuando ocurre estas situaciones la mujer sufrirá anovulación, insuficiencia ovárica, menopausia precoz, etc. Además, el factor ovárico también hace referencia a la mala calidad de los óvulos.
Alteraciones en las trompas de Falopio
dificultan el encuentro entre óvulo y espermatozoide.
Factor cervical
ya sea por alteraciones funcionales o anatómicas del canal cervical que impiden la entrada de los espermatozoides. Esto ocurre cuando aparecen pólipos, endometriosis o como consecuencia de una intervención quirúrgica.
Factor uterino
por la presencia de miomas o malformaciones, así como alteraciones endometriales que pueden causar problemas para que se de la unión de los gametos. Además, este tipo de factores puede favorecer los abortos espontáneos.

Estas anomalías también pueden ser motivo de infertilidad y , por tanto, no se logrará la llegada de un embarazo a término. Cada uno de los factores comentados anteriormente son esenciales para que una mujer pueda quedar embarazada.

Causas de esterilidad masculina

En relación a las causas que dan origen a la esterilidad masculina, habitualmente, se clasifican las siguientes:

Factor endocrino o pretesticular
alteraciones relacionadas con la liberación de hormonas que intervienen en la producción de los espermatozoides.
Factor testicular
problemas en los testículos por traumatismos, hidrocele, varicocele, criptorquidia...
Factor postesticular
impotencia sexual, eyaculación retrógrada, obstrucción de los conductos espermáticos, infecciones, etc. Estas alteraciones dificultan la salida al exterior de espermatozoides, aunque la producción de éstos no se encuentre alterada.
Factor espermático
es la causa más frecuente de esterilidad masculina. La cantidad de espermatozoides, la baja movilidad o las anomalías en la estructura de los espermatozoides son algunos aspectos que puede provocar dificultad para lograr un embarazo.

Todos estos factores también pueden provocar infertilidad en el hombre, al igual que hemos comentado con las causas de esterilidad femenina.

Infertilidad

Cuando una pareja presenta problemas de infertilidad, el encuentro entre el óvulo y el espermatozoide tiene lugar y se forma el embrión. Sin embargo, el resultado final no va a ser el nacimiento de un bebé.

Por tanto, aunque se haya producido la fecundación, existen numerosos factores que pueden alterar la evolución correcta del embarazo. Entre los factores que impiden que un embarazo llegue a término se puede destacar:

  • Fallos de implantación: el embrión se forma pero no consigue implantar en el endometrio materno.
  • Aborto espontáneo: el embarazo se detiene en algún momento del desarrollo fetal.
  • Embarazo ectópico: el embrión implanta pero fuera de la cavidad uterina, lo que impide el desarrollo normal.

Todas estas alteraciones pueden producirse por distintos motivos: trastornos inmunitarios, alteraciones genéticas, infecciones, anomalías uterinas, etc.

La reproducción asistida, como cualquier tratamiento médico, requiere que confíes en la profesionalidad de los médicos y la clínica que elijas. Evidentemente, no todos son iguales.

Por ello, esta "herramienta" te enviará un informe totalmente personalizado, con toda la información detallada de las clínicas de tu zona que cumplen nuestros criterios de calidad y sus presupuestos. Además, incluye consejos que te serán de gran utilidad a la hora de hacer las primeras visitas a las clínicas.

Soluciones para la esterilidad e infertilidad

Cuando una pareja lleva más de un año manteniendo relaciones sexuales de manera regular y no logra una gestación, es el momento de visitar a un especialista. Éste se encargará de estudiar a ambos miembros de la pareja para determinar el origen del problema.

La reproducción asistida permite solucionar problemas tanto de esterilidad como de infertilidad. En la actualidad, una inseminación artificial o un proceso de fecundación in vitro hace posible una gestación en aquellas personas que padecen algún problema que afecte a su fertilidad.

Cuando los problemas de fertilidad sean graves y no se pueda utilizar los gametos propios (óvulos y espermatozoides) será necesario recurrir a óvulos y/o semen de donante. Cabe destacar que este tipo de tratamiento tiene un coste más elevado que si se utilizan los óvulos propios, pero sus tasas de éxito son elevadas, ya que los donantes de óvulos y de semen son personas jóvenes y sanas.

Preguntas de los usuarios

¿Qué diferencia hay entre esterilidad primaria y secundaria?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

Hablamos de esterilidad primaria cuando una pareja nunca ha logrado el embarazo y de esterilidad secundaria cuando, tras haber tenido ya un hijo, la pareja no logra el segundo embarazo.

Lo mismo ocurre en cuanto a la infertilidad. La infertilidad primaria supone que el primer embarazo no llegue a buen término, mientras que la infertilidad secundaria supone que, tras el nacimiento de un primer hijo, el embarazo del segundo acaba en aborto o cualquier otra anomalía que impide el desarrollo hasta el parto.

¿La ausencia de útero es un problema de esterilidad o de infertilidad?

Por Marta Barranquero Gómez (embrióloga).

La ausencia de útero es una causa tanto de esterilidad como de infertilidad. En primer lugar, es un problema de esterilidad puesto que sin útero, la fecundación natural no es posible.

Sin embargo, también es un problema de infertilidad ya que, aun produciéndose la fecundación in vitro, es decir, en el laboratorio, el embrión creado no podría desarrollarse, debido a la falta de útero.

¿Qué es la esterilidad idiopática?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

El término esterilidad idiopática hace referencia a la aparición de problemas de fertilidad de causa no conocida. A pesar de las pruebas y análisis realizados en la pareja, no se llega a determinar la causa exacta por la que la fecundación del óvulo no se produce.

¿La quimioterapia causa esterilidad o infertilidad?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

La quimioterapia puede ser motivo de esterilidad ya que afecta a los óvulos y espermatozoides. Por tanto, si este tratamiento oncológico impide el desarrollo y la maduración de los gametos, la fecundación no podrá tener lugar y, por tanto, estaremos ante un caso de esterilidad.

¿La esterilidad es hereditaria?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

Algunas situaciones de esterilidad y de infertilidad pueden tener su origen en una alteración genética, por lo que es posible que se herede. También puede ocurrir que, aunque no se herede una alteración genética determinada, el hecho de que un padre o una madre haya tenido problemas de fertilidad puede ser un factor de riesgo para ser estéril. Es posible que la predisposición del hijo a padecer esterilidad o infertilidad se vea aumentada a pesar de que la causa no sea directamente una alteración genética concreta.

En cualquier caso, dependerá de cada situación y la causa del problema para concebir.

Lecturas recomendadas

Existen varios motivos que impiden llevar a cabo una gestación de manera natural, pero los pacientes que se encuentren en esta situación tienen soluciones para lograr su deseo de ser padres. Si estás interesado en tener más información sobre ello, te invitamos a seguir leyendo el siguiente artículo: Esterilidad e incapacidad para gestar: causas y posibles soluciones.

Para poder determinar si la esterilidad es debida a una causa femenina, la mujer deberá de realizarse diversos estudios. Si estás quieres obtener más información sobre este tema, te recomendamos visitar el siguiente artículo: ¿Cuáles son las pruebas de fertilidad en la mujer y en qué consisten?

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

G.R. Dohle, T. Diemer, A. Giwercman, A. Jungwirth, Z. Kopa, C. Krausz (2010). Guía clínica sobre la infertilidad masculina. European Association of Urology 2010 (actualización en abril de 2010)

Guzick DS, Overstreet JW, Factor-Litvak P, Brazil CK, Nakajima ST, Coutifaris C, et al. (2001). Sperm morphology, motility, and concentration in fertile and infertile men. N Engl J Med 2001; 345: 1388-1393.

Romero Guadix B, Martínez Navarro L, Arribas Mir L. Esterilidad: manejo desde la consulta del médico de familia. AMF. 2002; 8 (6): 304-311.

World Health Organization (WHO) (2000). WHO Manual for the Standardized Investigation, Diagnosis and management of the infertile male. Cambridge: Cambridge University Press.

Preguntas de los usuarios: '¿Qué diferencia hay entre esterilidad primaria y secundaria?', '¿La ausencia de útero es un problema de esterilidad o de infertilidad?', '¿Qué es la esterilidad idiopática?', '¿La quimioterapia causa esterilidad o infertilidad?' y '¿La esterilidad es hereditaria?'.

Ver más

Autores y colaboradores

 Andrea Rodrigo
Andrea Rodrigo
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) con Máster Universitario en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida, impartido por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Postgrado de Experto en Genética Médica. Más sobre Andrea Rodrigo
 Marta Barranquero Gómez
Marta Barranquero Gómez
Embrióloga
Graduada en Bioquímica y Ciencias Biomédicas por la Universidad de Valencia (UV) y especializada en Reproducción Asistida por la Universidad de Alcalá de Henares (UAH) en colaboración con Ginefiv y en Genética Clínica por la Universidad de Alcalá de Henares (UAH). Más sobre Marta Barranquero Gómez

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.